Una entre Borbones...Carlos III vs Carlos IV

 

Antes de que acontecieran los desposorios, es decir, casamiento de Estado entre Carlos IV y María Luisa de Palma, aquí mi querido abúlico Borbón besaba los vientos por su entonces dulce y ligera prometida.

 

El joven Carlos esperaba confiado el momento feliz de reunirse con ella quien, por ser princesa, nunca le pondría los cuernos. Tan incrédula idea, dio lugar a esta anécdota.

 

Estaba Carlos III debatiendo sobre matrimonios y fidelidades con heredero y cortesanos, cuando el futuro Carlos IV sorprendió a todos diciendo: "Los príncipes tenemos la suerte de no poder ser engañados por nuestras esposas".

 

Atónito silencio general y reacción del rey: "por qué dices eso?", a lo que respondió el príncipe: "porque siendo ellas también princesas no les será fácil encontrar príncipes o reyes con quienes pecar". Y el rey explotó diciendo: "¡pero que tonto eres, hijo mio! ¡También las princesas pueden ser putas!".

 

Tremenda disputa entre los Carlos, donde Maria Luisa se puso de tiros largos únicamente para su Godoy, El príncipe de la Paz.

 

Buenas y ligeras noches mis queridos Soñadores.

 

Pilar Espinosa