Posesiones diabólicas: ¿qué hay detrás...?

 

¿Existe o no el Demonio? Esa es la principal cuestión que lo vertebra todo...

 

Como se suele decir, el enfoque más idóneo para poder combatir "algo" es conocer cómo opera y qué resortes utiliza. En este caso de las posesiones diabólicas: ¿qué resortes utiliza, tanto para pasar desapercibido como para actuar?.

 

Hasta la fecha yo me manejaba en un mundo de creencias basadas en la subjetividad de los fenómenos que nos suceden a diario. Nada de lo que nos pasa, tanto lo bueno como lo malo, está más allá de nuestra psique. Este era el esquema que manejaba y que, más o menos, había ido fraguándose en mi interior tras muchos años de reflexión y estudio acerca de los fenómenos "fronterizos", fenómenos en los que siempre están presentes ambos lados del mismo plano: el bien y el mal, la oscuridad y la luz... porque nada en este Universo es unitario, todo es dual, todo tiene su confrontación, pues en la lucha y el enfrentamiento reside el potencial del equilibrio.

 

Hace pocas semanas, sobre el pasado mes de noviembre, Pilar Espinosa y yo empezamos a preparar un tema para nuestro programa de radio "El Sueño de Andrómeda". Un tema que no habíamos tocado hasta la fecha y que nos apetecía muchísimo desde hacía tiempo: las posesiones demoníacas y los exorcismos. Como suele pasar, esa máxima que dice que las cosas llegan cuando tienen que llegar se cumplió a rajatabla en nuestro caso, pues no pudimos encontrar mejor oportunidad para afrontar el controvertido mundo de los exorcismos que de la mano de nuestra querida y admirada Teresa Porqueras, una profesional del misterio que acaba de sacar su primer libro: "Cara a cara con Satanás" (editorial apostroph).

 

Tras los contactos y conversaciones previas con Teresa y de encargar unos ejemplares a la editorial, nos dispusimos a prepararnos para el proceso que vendría después: leer a fondo el libro, extractarlo y resumirlo, concretar dudas y preguntas y guionizar la entrevista radiofónica.

 

La misma Teresa Porqueras o María José Garnández, del mítico programa de radio "El Ultimo Peldaño", ya nos advirtieron que el hecho de tocar estos temas siempre remueve energías, energías que consiguen que pasen cosas y no muy agradables a veces. Fueron advertencias que no echamos en saco roto, pues a ambas las tenemos gran aprecio tanto en el terreno personal como en el profesional, y si personas serias y rigurosas como ellas y que no tienen nada que ganar con ello (quizás incluso al revés), te dicen que estos temas son peliagudos... es que debe ser así. Dice un refrán español que cuando el río suena...

 

Pues bien, todo empezó como suele ser habitual en nuestra forma de trabajar: ¡ilusión y energía a tope!. Pero los primeros contratiempos no tardaron en aparecer, tanto los de menor calado como los más intensos. No voy a entrar en detalles pues muchos de esos sucesos son personales y sólo los más allegados los conocen, pero os aseguro, queridos amigos, que tantos sucesos y tan seguidos en el tiempo (o, incluso,coincidentes) y de tan tamaña magnitud no me habían sucedido jamás en toda mi vida. Y no sólo me afectó a mi, porque mi familia también pudo vivirlos intensamente.

 

 

Gracias a Dios, pudimos salir de todos los contratiempos, algunos en particular realmente duros y muy complejos de abordar. Pasado el tiempo he analizado todo lo sucedido y he podido darme cuenta del alcance que ha tenido, pero hasta hoy no he querido expresarlo públicamente pues sentía que antes teníamos una responsabilidad con todos vosotros: aportar nuestro particular granito de arena y publicar el programa sobre "Exorcismos"... algo que sucedió por fin ayer por la noche.

 

Tras este proceso no soy el mismo y he modificado parcialmente alguna de mis creencias sobre estos temas. Los hechos me han ayudado a Ver y no me queda duda alguna de que el "Demonio" (o como queramos denominarlo: Belcebú, Satanás, fuerzas malignas, oscuridad, etc.) es algo real, tangible y está presente en todos los órdenes de nuestra vida, hasta en los más insignificantes e intrascendentes.

 

Quería dejaros esta reflexión por escrito pues creo que debemos estar más despiertos y conscientes que nunca. Aunque desconozcamos cómo funciona nuestra realidad. sabemos que a veces surgen momentos únicos y mágicos en los que durante un breve instante se nos permite vislumbrar qué hay "al otro lado". Aprendemos despacio, pero aprendemos, y tras mi reciente "vistazo" no me queda duda de que el Mal existe como algo extrínseco a nosotros y que se opone a la otra fuerza motora del Universo: el Bien.

 

Somos nosotros, desde nuestra capacidad de elección, quienes nos convertimos en responsables de que optemos por un bando u otro en cada encrucijada vital, pues, a modo de receptáculos energéticos, podemos albergar la más densa y negra Oscuridad pero también la más potente y brillante Luz.

 

Tú eliges, querid@ amig@. Seguimos caminando.

 

Rafa González

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    José Maria de Diego (domingo, 15 enero 2017 21:00)

    Un artículo para leer...gracias

  • #2

    Gabriel (lunes, 22 mayo 2017 05:58)

    Buen podcast saludos desde varadero